viernes, 23 de enero de 2015

La Reflexión de Marta #1


¡Feliz fin de semana chicos! Hoy os traigo una nueva sección, La Reflexión de Marta, en ella comentaré varios temas e ideas que me parezcan interesantes, entretenidos y diversos, en esta primera reflexión comentaré un tema poco "polémico" que es ¿Por qué no nos gusta prestar libros? y ¿Por qué tampoco nos gusta tener libros prestados?

Con relación a la primera pregunta, creo que no hablo por mi sola cuando digo que no me gusta absolutamente nada prestar mis libros, pienso que la mayoría coincidimos en este punto, pero ¿Por qué? Desde mi parecer es por varias razones, la primera es el miedo a quedarnos sin él, porque las cosas como son, muchas veces le prestas un libro a alguien y cuando le pides que te lo devuelva te dije: No, si ya te lo devolví; y tu te quedas con cara de tonto pensando si será verdad que te lo devolvió y tú no te acuerdas, si lo habrá perdido o, pensando mal de la gente, se lo habrá quedado, y si se da uno de estos dos últimos casos olvídate de tu libro. Y ese miedo siempre está presente. Otra de las razones es el tiempo que lo tienen, porque cuando te dicen que en un mes te lo devuelven, realmente son tres, cuatro o cinco meses hasta que lo vuelves a tener, y durante todo ese tiempo piensas ¿Se lo habrá leído ya?, ¿Lo estará cuidando bien?, ¿Dónde estará mi libro?, y vivimos en una agonía constante hasta que nuestro preciado libro está de nuevo en nuestras manos. Y hablando de cuidarlo bien, otra de las razones por las que no dejamos un libro es el cuidado que tienen los demás con nuestras cosas, todos hemos visto libros destrozados, con manchas, a los que se les cae las hoja, y está claro que no queremos que les pase eso a nuestros libros, y menos en manos ajenas, porque si se ha estropeado por nuestra culpa, vale, culpa nuestra es, pero si es porque nos lo han devuelto así, eso es otra historia, porque la culpa no es tuya es del otro, que no sabe cuidarlo, aunque al final tienes la sensación de que es culpa tuya por dejárselo. Y como última razón está que el libro que te pidan sea tu favorito, los libros favoritos no se prestan y punto, te gusta verlo puesto en la estantería, releerlo cuando te apetece, y eso de dejarlo nunca entra en los planes de un libro favorito, eso así ahora y por siempre.

¿Y por qué no nos gusta tener libros prestados? En este tema hay opiniones más dispares, hay gente a la que sí le gusta y hay gente a la que no, yo soy del tipo intermedio, me gusta tener libros prestados, siempre que sean de la biblioteca y sepa que son libros que me interesan pero que no me van a encantar, es decir, que son libros que leo por variar de temática o para ver como son, no libros que tenga muchas ganas de leer, esos prefiero comprármelos, pero aun así entiendo a la gente a la que no le gusta tener libros prestados, porque como en el anterior caso hay varias razones, la primera, en el caso de que el libro lo cojas en la biblioteca, es el tiempo que te dan, suele ser de 15 días, y como que te ves obligado a leerte el libro en esos días, y si no te lo lees en ese tiempo tienes que renovarlo o volverlo a coger, siempre que no haya alguien que lo haya reservado, que entonces te quedas sin libro, y ya lo leerás cuando vuelva a estar disponible, que a saber cuando es. En el caso de que no sea biblioteca pasa exactamente lo mismo, el dueño, igual que tú si estuvieras en su caso, quiere su libro pronto y bien, por lo que tienes esa presión de devolvérselo cuanto antes y sin ningún rasguño, y a los lectores empedernidos nos gusta cumplir con esto, así que solemos portarnos bien  y devolverlo pronto y bien, incluso si cuando nosotros hemos dejado un libro eso no ha ocurrido, somos así. La otra razón que yo veo más destacable es el hecho de que no son tuyos, a todos nos gusta tener nuestros libros, aunque ya no quedan en la estantería, ni en tu habitación, ni en tu casa, siempre quieres más, más y más, y probablemente está sea la razón más fuerte por la que no nos gusta que nos presten libros.

Y estas son mis reflexiones de hoy, espero que os haya hecho pensar y que os haya gustado, si queréis algún tema en especial para la próxima Reflexión de Marta, dejádmelo en los comentarios, nos leemos :)

32 comentarios:

  1. Hola^^
    ¡Me ha gustado mucho la entrada! Es una muy buena reflexión.
    besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Marta!
    A mí personalmente no me gusta prestar libros porque a todas las personas a las que les he prestado uno, no han tenido la menor intención de devolvérmelo nunca. A veces me ha pasado esto, y cuando he ido a casa de esa persona he visto mi libro, y entonces me he quedado sin saber muy bien que hacer.
    Pero bueno.
    Chin~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buff, a mi por suerte eso no ha pasado pero esta claro que es una razón buenísima para no dejar libros.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡Hoola!
    A mí no me gusta prestar libros porque algunos que los he prestado, o no me los devolvieron o me los devolvieron estropeados... Y que me presten, pues tampoco. Cuido mucho los libros, pero los míos. Si doblo la página de uno o la arrugo o lo que sea, sin querer, no pasa nada, pero lo de los demás, no me gusta sentirme responsable :3
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, es mucha responsabilidad.
      Un beso!

      Eliminar
  4. Muy divertida la entrada de hoy! Me siento muy identificada, qué sufrimiento cuando ves que pasa el tiempo y el libro no vuelve a casa... y duele más si son ediciones especiales! Por eso hace mucho tiempo que no presto libros, al menos, no a todo el que me los pide.

    Buena entrada. Un beso! :)

    ResponderEliminar
  5. Hola =) un entrada muy divertida y original, saludos y nos seguimos leyendo ^^

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Me ha encantado esta entrada. ^^
    Un beso <3

    ResponderEliminar
  7. Interesante. Tengo la suerte que ni me piden, ni pido prestados, pero comparto algunas de tus reflexiones. Y la más importante, yo confío en mí para cuidar de los libros, pero uno nunca tiene tanta confianza con los demás.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi hace tiempo que no me los piden, pero cuando ocurría me pasaba todo eso y me sentaba fatal.
      Un beso :)

      Eliminar
  8. Yo últimamente no presto tanto libro salvo a un par de personas. Sinceramente... 'prefiero regalarlos
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente, aunque prefiero que me regalen jaja
      Un beso!

      Eliminar
  9. ¡Hola!
    La verdad es que hay mucha polémica con ese tema. Yo a veces me siento mal pensando en lo egoísta que soy porque no presto libros, pero es que es algo muy preciado para mí. En mi casa, las únicas personas que leemos somos mi madre y yo, y ella es partidaria de prestar todos los libros que tenemos (incluso míos) y algunos no han vuelto. Es cierto que contra más gente lea mejor, pero el libro, de vuelta. En cuanto al cuidado, la verdad mientras no me venga estropeadísimo no me importaría pues una esquina doblada o un rasguño... pero siempre y cuando se pueda leer en condiciones.
    En fin, muy buena reflexión, un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya en mi casa pasa igual, aunque mi madre prefiere no dejarlos, piensa como yo jaja
      Un beso!

      Eliminar
  10. Me ha encantado tu reflexión *.* sobre todo porque me vi muy reflejada. No me gusta prestar los libros, sobre todo cuando me gustan mucho. Soy demasiado desconfiada.
    Besos:3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gustase y te sintieses identificada ^^
      Un beso!

      Eliminar
  11. Qué entretenida ha sido la entrada, me siento muy muy identificada jaja. ¡Un beso y ya sigo tu blog!

    ResponderEliminar
  12. A mi no me gusta prestar mis libros porque soy muy especialita y si el libro no vuelve en el mismo estado en el que lo presté y en un tiempo determinado me pongo atacada y si he prestado el libro es porque es alguien a quien conozco y no me apetece cargarme una amistad porque me fastidien un libro o algo así que para la otra persona no es importante y le parece una chorrada y te dice lo típico de : pero si solo es un libro... y yo me transformo en la niña del exorcista xD

    Y no me gusta tener libros prestados por 2 razones la primera es que leo lo que me apetece en el momento y si el libro me lo han dejado ya lo leo por obligación para no tenerlo mucho tiempo y la segunda es... ¿y si le pasa algo? porque si le pasa algo por mi culpa y tengo que gastarme el dinero en un libro que es para otra persona... para eso me lo hubiese comprado desde el principio (esto es un poco chorra porque a mi en 10 años que llevo leyendo nunca me ha pasado nada pero basta que te presten el libro para que le pase algo xD)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, sobretodo con lo: pero si solo es un libro... a mi también me saca mucho de quicio.
      Un beso!

      Eliminar
  13. Hola!
    Me encanto tu blog y tu reflexion! Me parecio que es divertida!:D
    Bueno de paso te cuento que te he nominado hacer un book tag en mi blog:)
    Cuando quieres te pasas;)
    http://booksanddreams15.blogspot.com/2015/01/hola-lectores-que-tal-bueno-este-dia-os.html

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, y genial, me viene genial para la próxima entrada ^^
      Un beso :)

      Eliminar
  14. Hola te acabo de nominar a un premio :D
    http://explorandomundosliterarios22.blogspot.com/search/label/Premio%20Liebster%20Award
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  15. Muy buena sección!
    Yo no los preso porque una vez lo hice y no volví a saber nada de él.
    Y no me gusta mucho que me los presten porque tengo tanto cuidad con ellos, al abrirlos sobre todo, que se me hace un poco incómodo leerlo; pero me encanta leer libros de segunda mano, saber que esa historia ha asado por otra cabeza....

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, y es verdad que está genial leer libros de segunda mano, sobretodo porque a veces encuentras libros de otras épocas que ahora no encontrarías, y eso me encanta ^^
      Un abrazo!

      Eliminar
  16. Me ha gustado esta sección y tu blog en general :)
    Yo la verdad tube malas experiencias dejando libros...o me los devolvían hechos polvo o directamente algún libro nunca me lo devolvieron así que ahora selecciono con mucho ojo a quien le dejo uno la verdad...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que suele pasar a menudo, yo creo que nos pasa a todos y por eso no dejamos libros, la verdad.
      Un beso!

      Eliminar

Hola! Agradezco mucho que me comentes, ya que siempre leo los comentarios y suelo responderlos, así que igual que yo os voy a responder con toda mi ilusión y cariño, espero que vosotros me comentéis con respeto y sin insultar, y así hacer un blog más agradable y cálido para todos.
Un abrazo :)